Palau Güell | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la celebración del Once de Septiembre, las Rutas Azul y Roja prestarán servicio hasta las 14.00 h y la Ruta Verde hasta las 15.00 h, aproximadamente.

Palau Güell

La primera gran obra de arte de Gaudí

Hola Barcelona, your travel solution

Primera obra destacada de Antoni Gaudí, donde experimentó con algunos de sus elementos constructivos más característicos. Encargado por su mecenas, Eusebi Güell, el Palau Güell destaca por su impresionante fachada, el desarrollo de formas ornamentales y por la innovadora concepción del espacio y la luz.

¿Por qué visitar el Palau Güell?

El Palau Güell, en el barrio de El Raval, fue la primera construcción de envergadura de Antoni Gaudí y una de las primeras colaboraciones con el mecenas que posteriormente le encargaría la construcción del Park Güell: Eusebi Güell.

Este palacio de siete plantas, concebido como residencia familiar de los Güell, se construyó entre 1886 y 1890 y es un gran ejemplo de arquitectura modernista adaptada al uso doméstico. Lo primero que llama la atención es su imponente fachada, en la que destacan dos monumentales puertas en forma de arco parabólico ornamentadas con una gran reja de hierro forjado que representa la cola de dos serpientes que descienden a lo largo del perímetro del arco hasta el nivel del suelo. En el centro de cada puerta se sitúan unos escudos, uno formado por la inicial E de Eusebi y el otro por la inicial G de Güell en medio de una lira adornada con motivos vegetales.

El edificio se caracteriza por la riqueza de espacios y un diseño que sigue las líneas de la época orientalista del arquitecto, con predominio de las formas de inspiración árabe, bizantina o mudéjar tanto en el exterior como el interior y techos con artesonados de madera y hierro. Desde un aspecto estrictamente constructivo, Gaudí cuidó al máximo detalle aspectos como la iluminación, la ventilación o el aislamiento acústico del exterior, ensayando con nuevos elementos y procedimientos constructivos que después aplicó en sus obras posteriores.

Así, el modelado de las superficies de transición entre los arcos parabólicos y las columnas en mármol de la sala principal anticipa el trabajo con superficies inclinadas de las bóvedas de la Colonia Güell y la Sagrada Familia. En la azotea, hay veinte chimeneas concebidas como esculturas, un tipo de tratamiento que tiene un claro antecedente en la Casa Vicens y la finca Güell, pero que destaca sobre todo en La Pedrera y la Casa Batlló. En el Palau Güell, además, Antoni Gaudí empleó por primera vez un revestimiento irregular de mosaico que terminó siendo uno de sus rasgos característicos.

El Palau Güell fue declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1984.

 

¿Cómo llegar al Palau Güell?

Desde la parada Colom – Museu Marítim de la ruta Roja del Barcelona Bus Turístic podrás pasear por La Rambla hasta llegar a la calle Nou de la Rambla, donde se encuentra el Palau Güell.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? Además de quedar boquiabierto por las impresionantes columnas fungiformes con ladrillos acanalados que encontrarás en el sótano del Palau Güell, fíjate también en sus detalles, porque este espacio es una muestra magistral de la habilidad de Gaudí. Para crearlo tuvo en cuenta la necesidad de ventilación y lo dotó de un sistema con orificios que dan al exterior de la calle y al patio interno.
  • Consejo del barcelonés: El Palau Güell organiza itinerarios temáticos, como una ruta por sus veinte chimeneas, en los que un guía especializado te explicará al detalle algunos de los aspectos más importantes del edificio.
  • Imprescindible para: Adentrarse en el conjunto de la obra de Gaudí y comprender su evolución.