Casa de les Punxes | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la Carrera El Corte Inglés, el domingo 7 de abril, la Ruta Roja y algunas paradas de las Ruta Azul se verán afectadas de 9 a 14 horas aproximadamente. Infórmate en las mismas paradas.

Casa de les Punxes

Una casa de leyenda medieval

Hola Barcelona, your travel solution

Declarada Monumento Histórico de Interés Nacional en 1975, la Casa de les Punxes, situada en plena ruta modernista, abrió sus puertas al público en el año 2016. Su apariencia es la de un castillo surgido de un cuento, con sus seis torres puntiagudas. En realidad, se trata de la Casa Terradas, diseñada por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch, quien se inspiró en la época medieval y en la leyenda de Sant Jordi, patrón de Cataluña.

¿Por qué visitar la Casa de les Punxes?

La Casa de les Punxes, construida en el año 1905, es una de las más originales de Barcelona. Obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch, su forma se inspira en el gótico medieval y, más concretamente, en el castillo de Neuschwanstein, en Baviera (Alemania). Situada en una manzana triangular del Ensanche, recibió el nombre de Casa de les Punxes debido a sus seis torres puntiagudas, que coinciden con las intersecciones de las tres calles que rodean el edificio: la avenida Diagonal, la calle del Rosselló y la calle del Bruc.

Su nombre original es Casa Terradas, ya que fue Àngela Brutau, viuda del empresario Bartomeu Terradas, quien encargó el proyecto a Puig i Cadafalch. Brutau pidió al arquitecto tres edificios en uno, pensando en sus tres hijas: Àngela, Josefa y Rosa. El resultado fue un edificio que recuerda a los antiguos castillos medievales y que combina elementos de distintas corrientes arquitectónicas, como la arquitectura gótica y la ornamentación modernista.

La planta baja se construyó en piedra, con las formas de arcos y columnas decoradas con motivos florales y abstractos; en los pisos superiores se optó por la utilización de ladrillo rojo.

Artesanos como Enric Monserdà y Alfons Juyol colaboraron en la construcción de los elementos decorativos del edificio. La azotea, la parte más majestuosa de la casa, está precisamente dedicado al arquitecto y a los artistas colaboradores, como reconocimiento a sus méritos.

La Casa de les Punxes se restauró en el 2003. En el 2016 se abrió al público para mostrar uno de los pisos principales y las terrazas, que también acogen espectáculos de pequeño formato.

 

¿Cómo llegar a la Casa de les Punxes?

Desde la parada Passeig de Gràcia – La Pedrera de las Rutas Roja y Azul del Barcelona Bus Turístic se llega a la Casa de les Punxes siguiendo la Diagonal hasta la esquina con la calle de Roger de Llúria.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? En la fachada, justo en el marco del panel de Sant Jordi, encontrarás el rostro de una figura masculina, con gafas redondas, prominentes entradas en la frente y de labios carnosos. Se trata del arquitecto Josep Puig i Cadafalch.
  • Consejo del barcelonés: Subir a la azotea, desde donde se pueden admirar unas vistas espectaculares de Barcelona.
  • Imprescindible para: Tomar conciencia de la importancia y el poder de los empresarios de principios del siglo XX, que promovieron la construcción de numerosos edificios modernistas, como el de la Casa de les Punxes, en pleno Ensanche barcelonés.