Recinto Modernista de Sant Pau | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la Carrera El Corte Inglés, el domingo 7 de abril, la Ruta Roja y algunas paradas de las Ruta Azul se verán afectadas de 9 a 14 horas aproximadamente. Infórmate en las mismas paradas.

  • Inicio
  • Recinto Modernista de Sant Pau

Recinto Modernista de Sant Pau

El mayor conjunto modernista del mundo

Hola Barcelona, your travel solution

El Hospital de la Santa Creu i Sant Pau es, sin duda, la obra más importante del arquitecto Lluís Domènech i Montaner. El edificio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997. El arquitecto modernista, que inició su construcción en 1902, se inspiró en los centros hospitalarios más modernos de Europa. Domènech i Montaner quería erigir un centro sanitario donde los enfermos pudieran pasear y no se sintieran enclaustrados. El resultado fue un conjunto de pabellones de arquitectura y ornamentación modernista, rodeados de jardines y conectados entre sí por una trama de túneles subterráneos.

¿Por qué visitar el Hospital de Sant Pau?

El recinto del Hospital de Sant Pau fue posible gracias al legado de un banquero barcelonés establecido en París, Pau Gil i Serra, quien destinó parte de su herencia a la construcción de un hospital, con el nombre de Sant Pau, que asistiera a los más necesitados.

Este es el origen que dio pie a todo un conjunto modernista proyectado por Domènech i Montaner y que se construyó en dos fases: la primera, entre 1902 y 1913, cuando el arquitecto creó 13 edificios modernistas; y la segunda, a partir de 1920, cuando su hijo Pere Domènech i Roura proyectó en el recinto otros seis edificios de un modernismo moderado.

En el año 1926, el antiguo Hospital de la Santa Creu, ubicado en la calle del Hospital, donde actualmente se encuentra la Biblioteca de Cataluña, y uno de los más antiguos de Europa, se trasladó a este nuevo centro hospitalario. Por esta razón, muy a menudo recibe el nombre de Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

Domènech i Montaner concibió el hospital como una ciudad jardín. Por ello, el recinto cuenta con una trama urbanística propia orientada en un eje norte-sur, pensada para que llegara la máxima luz solar a sus fachadas principales. Los edificios se construyeron con los materiales y la decoración propia de un modernismo de inspiración neogótica. Destacan en el hospital el uso con profusión de la cerámica, el ladrillo visto y esculturas que incorporan una amplia iconografía, que reflejan la visión religiosa e historicista de su autor.

Aunque en su época fue un centro hospitalario innovador, actualmente se ha construido un nuevo hospital del siglo XXI en el propio perímetro del recinto. El conjunto original, por su parte, ha sido restaurado. Los pabellones se han transformado en espacios de trabajo de carácter funcional y se han aplicado en ellos nuevos criterios de sostenibilidad y ahorro energético. El recinto es, desde el 2014, un centro de conocimiento en el que radican instituciones, empresas y organismos dedicados a la investigación en los ámbitos de la salud, la sostenibilidad y la educación, como las Naciones Unidas o la Organización Mundial de la Salud.

 

¿Cómo llegar al Recinto Modernista de Sant Pau?

Desde la parada Sant Pau Recinte Modernista de la Ruta Azul del Barcelona Bus Turístic, llegarás a la entrada principal del conjunto modernista siguiendo por la calle de Cartagena hasta la calle de Sant Antoni Maria Claret.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? En el año 1913, el Ayuntamiento de Barcelona concedió al hospital el premio especial al mejor edificio en el concurso anual de edificios artísticos, con la mención de que cada uno de sus edificios era, por sí solo, merecedor de un premio. Coincidía con el tercer galardón que recibía Domènech i Montaner tras obtener sendos premios por la Casa Lleó i Morera y el Palau de la Música Catalana. Por este motivo, el Ayuntamiento de Barcelona le otorgó la Medalla de Oro de la institución.
  • Consejo del barcelonés: La visita al hospital es de pago, con la excepción de los primeros domingos de cada mes, cuando el acceso al recinto es libre.
  • Imprescindible para: Recorrer décadas de ciencia, historia y arquitectura de Barcelona en un solo día.