Palau de la Música Catalana | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la Carrera El Corte Inglés, el domingo 7 de abril, la Ruta Roja y algunas paradas de las Ruta Azul se verán afectadas de 9 a 14 horas aproximadamente. Infórmate en las mismas paradas.

  • Inicio
  • Palau de la Música Catalana

Palau de la Música Catalana

Perla arquitectónica del modernismo catalán

Hola Barcelona, your travel solution

Una sala de conciertos modernista única en el mundo que integra todas las artes aplicadas: escultura, mosaico, vitral y forja. El Palau de la Música, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, es obra del arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner, que diseñó un edificio en torno a una estructura central metálica recubierta de vidrio. Actualmente, el Palau de la Música es un símbolo de Cataluña y una de las obras más espectaculares del modernismo catalán.

¿Por qué visitar el Palau de la Música?

El Palau de la Música es una obra de arte modernista que combina arquitectura, escultura, mosaico, vitral y forja en una sala de conciertos que deslumbra al visitante. Proyectado por Lluís Domènech i Montaner, el palacio se construyó entre 1905 y 1908 para servir de sede al Orfeón Catalán y fue financiado por suscripción popular.

El edificio incorpora soluciones arquitectónicas muy avanzadas, como una estructura central metálica estabilizada por un sistema de contrafuertes y bóvedas perimetrales de inspiración gótica. La sala de conciertos, una de las más singulares del mundo, está presidida por el órgano, sobre el escenario, y por un tragaluz central que representa el sol y que deja pasar la luz natural.

La sala está ornamentada con figuras, como las valquirias de Wagner, que surgen del techo; las musas, que rodean el escenario; los bustos de Anselm Clavé y de Beethoven; y varios elementos de la naturaleza como flores, frutos y palmeras. Para su construcción, Domènech i Montaner contó con artistas notables de la época, como el mosaiquista Lluís Bru, los ceramistas Josep Orriols y Modest Sunyol, y los escultores Miquel Blay, Eusebi Arnau, Dídac Massana y Pablo Gargallo. Los vitrales los llevó a cabo la casa Rigalt i Granell, y el pavimento hidráulico, la casa Escofet.

Aparte de la gran sala de conciertos, el palacio dispone del Petit Palau, un auditorio moderno inaugurado en el 2004, y de la sala de ensayo del Orfeón Catalán.

Actualmente, el Palau de la Música continúa acogiendo de forma regular conciertos de música clásica y moderna, además de ser un punto de encuentro de la vida cultural de Barcelona.

 

¿Cómo llegar al Palau de la Música?

Desde la parada de Plaça Catalunya, de las Rutas Azul y Roja del Barcelona Bus Turístic, puedes llegar al Palau de la Música bajando por la Via Laietana y girando a la izquierda por la calle de Ramon Mas.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? El primer concierto de órgano fuera de una iglesia en Barcelona lo interpretó Alfred Sittard, organista de la catedral de Dresde, en el Palau de la Música, poco después de su inauguración.
  • Consejo del barcelonés: Las visitas guiadas que ofrece el Palau de la Música son imprescindibles para comprender las historias que narran los elementos decorativos del palacio. Consulta los horarios y precios.
  • Imprescindible para: Los amantes del arte, la música y la cultura.