Columnas del templo de Augusto | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la Carrera El Corte Inglés, el domingo 7 de abril, la Ruta Roja y algunas paradas de las Ruta Azul se verán afectadas de 9 a 14 horas aproximadamente. Infórmate en las mismas paradas.

  • Inicio
  • Columnas del templo de Augusto

Columnas del templo de Augusto

Los orígenes de la ciudad romana del siglo I a. C.

Hola Barcelona, your travel solution

El patio de un edificio medieval esconde los vestigios de Barcino, el asentamiento romano que dio lugar a la actual Barcelona. Se trata de cuatro columnas que pertenecieron al templo de Augusto, construido hace más de dos mil años en la cima del monte Táber, la colina donde nació Barcelona.

¿Por qué visitar las columnas del templo de Augusto?

En el número 10 de la calle del Paradís hay un edificio del siglo XV, sede del Centro Excursionista de Cataluña (CEC). Frente a su puerta, encontrarás una rueda de molino que marca el punto más alto de lo que fue la ciudad romana, el monte Táber, de poco más de 16 metros de altura. En el interior del edificio, en un patio lateral, podrás contemplar los restos del templo de Augusto, que data de finales del siglo I a. C.

Este templo, situado en la parte central del foro romano, fue absorbido por distintas edificaciones durante la Baja Edad Media. Solo se conservaron tres columnas, que formaban parte del edificio gótico que, a principios del siglo XX, fue adquirido por el Centro Excursionista de Cataluña. Durante las obras de restauración, se creó el patio interior para conservar las tres columnas. Una cuarta se había reconstruido con restos arqueológicos y se encontraba expuesta en la plaza del Rei. No fue hasta 1956 cuando se decidió devolverla a su emplazamiento original.

 

¿Cómo llegar al templo de Augusto?

El templo de Augusto se encuentra en la calle del Paradís, detrás de la catedral de Barcelona. Se llega a este lugar desde la parada Barri Gòtic de la Ruta Roja del Barcelona Bus Turístic.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? Fue el arquitecto Domènech i Montaner, uno de los ilustrados socios del Centro Excursionista de Cataluña, quien, al reformar el antiguo local de origen medieval de la asociación, decidió dejar a la vista estas espectaculares columnas romanas que anteriormente quedaban camufladas y divididas en distintos pisos.
  • Consejo del barcelonés: Si deseas tomar fotografías de las columnas, te recomendamos que lleves un gran angular, ya que el espacio es muy reducido y la cámara del móvil no te bastará.
  • Imprescindible para: Quien quiera descubrir uno de los secretos mejor guardados de Barcelona.