Barrio de Gràcia. Las plazas | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la celebración del Once de Septiembre, las Rutas Azul y Roja prestarán servicio hasta las 14.00 h y la Ruta Verde hasta las 15.00 h, aproximadamente.

  • Inicio
  • Barrio de Gràcia. Las plazas

Barrio de Gràcia. Las plazas

La vida en la calle en un barrio con un importante pasado obrero y reivindicativo

Hola Barcelona, your travel solution

Un barrio con alma de pueblo y un carisma forjado especialmente en sus plazas, verdaderos núcleos de la vida lúdica y social de sus habitantes. Con la anexión del municipio de Gràcia, Barcelona ganó un barrio donde la vida se desarrolla en sus plazas, cada una con su personalidad y su historia.

¿Por qué visitar las plazas del barrio de Gràcia?

Hasta el siglo XVII, lo que es hoy el barrio de Gràcia era un terreno con casas aisladas, tres conventos de órdenes religiosas y alguna casa de veraneo. Pero con la industrialización del siglo XIX, estos terrenos ganaron importancia como espacio susceptible de instalar en ellos industrias y este municipio quedó conectado a Barcelona mediante el paseo de Gràcia. La población de Gràcia se anexionó definitivamente a Barcelona en 1897.

Con la urbanización del antiguo municipio nacieron las plazas, que no solo vehiculan la vida social y lúdica de sus habitantes, sino que hacen de este barrio uno de los más carismáticos de la ciudad. Un barrio con un pasado de lucha obrera y cooperativismo; no en vano sus dos mercados llevan el nombre de Llibertat y Revolució (en la actualidad, este último recibe el nombre de Abaceria). De cualquiera de sus estrechas calles, de origen rural, surge una pequeña plaza donde poder sentarse y tomar el pulso a este singular barrio.

Así, podrás pasear por plazas históricas como la del Diamant, que alberga un refugio antiaéreo de la Guerra Civil. Esta plaza dio nombre a una de las novelas más famosas de Mercè Rodoreda. En su honor se erige hoy, en la plaza, la escultura dedicada a la Colometa, protagonista del libro. No dejes de admirar el campanario de la plaza de la Vila de Gràcia, anteriormente conocida como plaza de Rius i Taulet, donde se encuentra la sede del distrito. Muy cerca, podrás disfrutar del ambiente de la plaza del Sol, un verdadero centro de reunión para los jóvenes del barrio, que llenan las terrazas y el propio suelo de la plaza. Hacia el sur escucharás el ritmo de la rumba catalana, que nació en las plazas del Raspall y del Poble Romaní, donde se congrega la comunidad gitana del barrio.

En la plaza de la Revolució de Setembre de 1868 podrás sentarte a la sombra de los árboles. Sube después por la calle Verdi hasta llegar a la plaza de la Virreina, dominada por la pequeña parroquia de Sant Joan. En el sector septentrional del barrio, podrás relajarte en la plaza del Nord y en la de Rovira i Trias, donde podrás compartir asiento con el arquitecto que da nombre a la plaza y que construyó, entre otros, el Mercado de La Concepció y el famoso Mercado de Sant Antoni.

 

¿Cómo llegar al barrio de Gràcia?

Desde la parada de Paseo de Gracia - La Pedrera de las Rutas Azul y Roja del Barcelona Bus Turístic, llegarás al barrio de Gràcia, cruzando la avenida Diagonal, para poder visitar sus plazas más conocidas.

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? En abril de 1870 se produjo la Revuelta de las Quintas, cuando el Gobierno quiso que los mozos sirvieran obligatoriamente en el ejército. Varios pueblos del llano de Barcelona se rebelaron contra esta medida y los habitantes de Gràcia fueron avisados de la llegada de las tropas con los toques de la campana de la plaza de Orient, en la actualidad plaza de la Vila de Gràcia. Aunque los militares no dejaron de lanzarle cañonazos durante los seis días que duró el asedio, no lograron destruir la campana mayor, Marieta, que continuó tocando con su quebrado tañido.
  • Consejo del barcelonés: Si visitas Barcelona en el mes de agosto, no te pierdas las fiestas del barrio de Gràcia, las más famosas de toda la ciudad.
  • Imprescindible para: Descubrir la cara alternativa de la gran Barcelona.