Palau Robert | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la celebración del Once de Septiembre, las Rutas Azul y Roja prestarán servicio hasta las 14.00 h y la Ruta Verde hasta las 15.00 h, aproximadamente.

Palau Robert

Un palacio neoclásico en plena Barcelona modernista

Hola Barcelona, your travel solution

En la esquina de paseo de Gràcia con la Diagonal encontrarás un edificio con jardines de un verde intenso. Se trata del Palau Robert, construido entre 1898 y 1903. Fue la residencia privada del marqués de Robert, un aristócrata, financiero y político. Actualmente acoge varias salas de exposiciones, el Centro de Información de Cataluña y la Oficina de Turismo de Cataluña en Barcelona.

¿Por qué visitar el Palau Robert?

El Palau Robert es un ejemplo de arquitectura neoclásica de finales del siglo XIX y principios del XX, que contrasta con el modernismo vigente en la época. El palacio, residencia de Robert Robert i Surís, marqués de Robert, está construido con piedra del macizo del Montgrí. Fue diseñado por el arquitecto francés Henri Grandpierre, que había trabajado en la Exposición Universal de París de 1900, aunque las obras, que se llevaron a cabo entre 1898 y 1903, fueron dirigidas por el arquitecto Joan Martorell i Montells.

Se trata de una construcción de planta rectangular articulada en torno a un patio interior abierto con una claraboya. Destacan sus jardines, que fueron diseñados por el jardinero municipal Ramon Oliva, el mismo que posteriormente proyectaría los de la plaza de Catalunya. Sorprenden por la cantidad y densidad de vegetación que llena los tres grandes parterres y por sus palmeras, que proceden de la Exposición Universal de Barcelona de 1888.

En el 2003, la arquitecta Sílvia Farriol remodeló las antiguas cocheras, destinadas a guardar los vehículos de los propietarios, y las convirtió en dos salas polivalentes. También remodeló la zona verde y derribó el muro de la calle de Còrsega, que fue sustituido por una reja que permite ver el jardín desde la calle. El mobiliario fue obra de Miguel Milá y el diseño estuvo a cargo de Bet Figueras, arquitecta paisajista.

Actualmente, los jardines están abiertos al público y el Palau Robert acoge un centro de exposiciones con cuatro salas, un espacio para conferencias, el Centro de Información de Cataluña y la Oficina de Turismo de Cataluña en Barcelona.

 

¿Cómo llegar al Palau Robert?  

Se puede llegar fácilmente al Palau Robert desde la parada Passeig de Gràcia – La Pedrera de las Rutas Roja y Azul del Barcelona Bus Turístic. Solo debes caminar por el paseo de Gràcia hasta llegar a la Diagonal; lo encontrarás en la esquina izquierda del lado de mar.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? En los años treinta, el segundo marqués de Robert encargó un proyecto de reforma que consistía en convertir el palacio en un «Lido» con hotel, salón de fiestas, teatro, cabaret y frontón. La idea no prosperó y en 1936 el presidente Tarradellas destinó el edificio al Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya.
  • Consejo del barcelonés: Los jardines del Palau Robert son un rincón de paz en medio de una zona muy transitada de la ciudad. Si necesitas un descanso, no te lo pienses dos veces y acércate a los jardines.
  • Imprescindible para: Quienes hayan acabado saturados de modernismo y deseen disfrutar de una arquitectura más sobria.