Plaza de Sant Felip Neri | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la celebración del Once de Septiembre, las Rutas Azul y Roja prestarán servicio hasta las 14.00 h y la Ruta Verde hasta las 15.00 h, aproximadamente.

  • Inicio
  • Plaza de Sant Felip Neri

Plaza de Sant Felip Neri

El rincón más encantador del Barrio Gótico

Hola Barcelona, your travel solution

Esta plaza, escondida entre las callejuelas del Barrio Gótico, emociona por su serena belleza y por su historia. La plaza de Sant Felip Neri es una joya de difícil acceso, pero que recompensa a todo el que la encuentra. Presidida por su cautivadora fuente y dominada por una iglesia barroca, la plaza es un lugar vivo donde las piedras hablan.

¿Por qué visitar Sant Felip Neri?

La plaza de Sant Felip Neri es uno de los rincones más especiales de la ciudad, un lugar de calma donde refugiarse del ajetreo diario. Está ubicada al final de dos callejones que no conducen a ningún sitio más que a la propia plaza, y destaca por su humildad: en realidad, no es más que un pequeño y silencioso espacio, presidido por una fuente rodeada de edificios renacentistas, una escuela y una iglesia barroca. La plaza fue testigo de una de las masacres más cruentas de la Guerra Civil, que marcó a los barceloneses y las paredes de la iglesia para siempre.

Para descubrir la plaza deberás adentrarte en el Barrio Gótico y llegar hasta la calle de Sant Sever, en el antiguo barrio judío de El Call, desde donde parte un callejón que desemboca en una pequeña plaza de aire romántico en la que, a excepción de los momentos de entrada y salida de la escuela, solo se escucha el murmullo del agua de una fuente de base octogonal. A un lado, encontrarás la sede de las antiguas casas de los gremios de Caldereros y Zapateros, ambas trasladadas desde sus emplazamientos originales con motivo de la apertura de la Via Laietana: una se localizaba en la calle de la Bòria y la otra, en la de la Corríbia. Al otro lado verás la iglesia barroca de Sant Felip Neri, construida entre 1748 y 1752 para servir de templo de oración a la Congregación del Oratorio, que tiene su sede en el edificio anexo. Se trata de una iglesia de planta contrarreformista, proyectada por Pere Bertran, con una única nave, capillas laterales y una fachada que, además de una imagen del santo, conserva las cicatrices de un episodio trágico.

El 30 de enero de 1938, la aviación italiana que apoyaba al bando nacional durante la Guerra Civil lanzó numerosas bombas sobre la población civil de Barcelona. Una de ellas impactó en el lugar donde hoy se encuentra la plaza y provocó 42 muertos, la mayoría de ellos, niños que se habían refugiado en el sótano de la iglesia. Además, las casas de alrededor quedaron totalmente destruidas. Fue el arquitecto municipal Adolf Florensa i Ferrer, encargado del proyecto de reconstrucción de la zona, quien decidió recrear una plaza. Las cicatrices que dejó la bomba se pueden contemplar todavía en la fachada de la iglesia.

 

¿Cómo llegar a Sant Felip Neri?

Con la Ruta Roja del Barcelona Bus Turístic llegarás a la parada Barri Gòtic, desde la que podrás encaminarte hacia la plaza para descubrirla.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? La bella fuente octogonal, obra de Joaquim de Ros i de Ramis, estaba coronada originariamente por una estatua de san Felipe Neri que se robó un año después de la inauguración de la plaza, en 1963. Se sustituyó por otra estatua de bronce de Josep Miret, que también fue sustraída. Desde entonces, el pilar de la fuente no está rematado por ninguna ornamentación.
  • Consejo del barcelonés: Como curiosidad, cabe destacar que la plaza fue uno de los escenarios de la película "El perfume" y también aparece en el videoclip de la canción "My Immortal", de Evanescence.