Plaça del Pi - Plaça Sant Josep Oriol – Basílica de Santa Maria del Pi | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la Carrera El Corte Inglés, el domingo 7 de abril, la Ruta Roja y algunas paradas de las Ruta Azul se verán afectadas de 9 a 14 horas aproximadamente. Infórmate en las mismas paradas.

  • Inicio
  • Plaça del Pi - Plaça Sant Josep Oriol – Basílica de Santa Maria del Pi

Plaça del Pi - Plaça Sant Josep Oriol – Basílica de Santa Maria del Pi

Uno de los rincones con más encanto del Barrio Gótico

Hola Barcelona, your travel solution

Una basílica gótica rodeada de dos pintorescas plazoletas conforma uno de los rincones más encantadores del Barrio Gótico. Los cementerios que rodeaban el templo, construido en el siglo XIV, se transformaron en pequeñas plazas donde pintores y artesanos exhiben sus obras.

¿Por qué visitar la basílica de Santa Maria del Pi?

Santa Maria del Pi es una basílica de estilo gótico catalán que se construyó a principios del siglo XIV, en lo que es hoy en día la pintoresca plaza del Pi del Barrio Gótico de Barcelona. La iglesia consta de una sola nave de 54 metros de longitud por 17,50 metros de ancho y una altura de 27 metros, con ábside poligonal y capillas laterales situadas entre los contrafuertes góticos.

En la fachada principal, presidida por dos torres y un enorme campanario octogonal, destaca sobre la portada un rosetón de 12 brazos del siglo XIV, que quedó destruido en el incendio de 1936 y que Josep Maria Jujol reconstruyó en el año 1943 basándose en fotografías y en el estudio de los rosetones de los monasterios de Pedralbes y de Sant Cugat. De su interior cabe destacar el altar, que fue proyectado en 1967 por Joaquim de Ros i de Ramis durante la restauración del templo y que está presidido por una escultura gótica de la Virgen, del siglo XIV.

La basílica había tenido tres cementerios, cada uno de los cuales ocupaba una de las encantadoras plazas situadas en torno a la iglesia. La plaza del Pi, en la que se encuentra la fachada principal de la iglesia, es un espacio llano comprendido entre lo que fueron dos antiguas rieras y el viejo camino romano que partía de la ciudad por el oeste. Este lugar se caracterizaba por un pino singular. Según la tradición popular, uno de los marineros supervivientes de la invasión sarracena encontró en la copa de un pino una imagen de la Virgen, a la que se dedicó una capilla que ha llegado a ser la iglesia de Santa Maria del Pi. Cuando el primer pino murió, se sustituyó por otro que perpetuara el recuerdo del milagro. Este árbol todavía existía cuando tuvo lugar la invasión francesa, momento en el que un soldado napoleónico le atravesó el tronco con una bayoneta, lo que acabó con el pino. Más tarde fue plantado otro pino, y otro hasta llegar al actual, que se plantó en 1985. Además de la basílica gótica, en la plaza del Pi encontrarás la Casa de los Tenderos Revendedores, un edificio del siglo XVIII del Gremio de los Comerciantes con una profusa decoración de esgrafiados.

El cementerio principal de la basílica de Santa Maria del Pi se localizaba en el espacio que hoy ocupa la plaza de Sant Josep Oriol, en la fachada lateral de la iglesia. En esta plaza de ambiente bohemio, donde todas las semanas se reúnen pintores para mostrar sus obras, encontrarás también una escultura a Àngel Guimerà de Josep Cardona i Furró; el Palau Fivaller, originario del siglo XVI y que en la actualidad acoge la sede del Instituto Agrícola Catalán de Sant Isidre, y, escondida en lo alto de la puerta de entrada a uno de los edificios de la plaza, una estatua dedicada a san José Oriol.

 

¿Cómo llegar a la basílica de Santa Maria del Pi?

Desde la parada Barri Gòtic de la Ruta Roja del Barcelona Bus Turístic podrás pasear por el barrio hasta llegar a la Basílica de Santa Maria del Pi y a las plazoletas que la rodean.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? Si accedes a lo alto del campanario de la basílica de Santa Maria del Pi encontrarás una pequeña terraza circular donde podrás disfrutar de una vista de 360 grados de todo el centro de Barcelona.
  • Consejo del barcelonés: El colectivo de artesanos de la alimentación organiza mensualmente una feria gastronómica de productos típicamente catalanes. En sus puestos podrás comprar quesos, mieles, vino y tortas. ¡No te la pierdas!
  • Imprescindible para: Entusiastas de la arquitectura gótica.