Restaurante Los Caracoles – Casa Bofarull | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la Carrera El Corte Inglés, el domingo 7 de abril, la Ruta Roja y algunas paradas de las Ruta Azul se verán afectadas de 9 a 14 horas aproximadamente. Infórmate en las mismas paradas.

  • Inicio
  • Restaurante Los Caracoles – Casa Bofarull

Restaurante Los Caracoles – Casa Bofarull

Casi dos siglos cocinando caracoles

Hola Barcelona, your travel solution

Un restaurante con más de ciento ochenta años de historia, que ha servido sus caracoles a las grandes celebridades del siglo XX. En una esquina del Barrio Gótico de Barcelona verás un asador de pollos y, junto a este, la puerta de entrada a uno de los restaurantes más antiguos de la ciudad.

¿Por qué visitar Los Caracoles?

En 1835, Agustí Bofarull y su esposa fundaron en la calle Nou de Sant Francesc la taberna Can Bofarull, que inició su actividad como una tienda de comestibles hasta que su hijo, Felicià Bofarull, decidió servir comidas. Rápidamente destacaron sus caracoles, por lo que la clientela rebautizó el local como Los Caracoles en 1915.

Tanta fama tenía el restaurante que a principios del siglo XX se trasladaron al número 14 de la calle de Escudellers, a un local que hace esquina, donde decidieron instalar un asador de pollos que se convirtió en el asador de moda. Ya en los años sesenta, Antoni Bofarull se convirtió en uno de los personajes más populares de la ciudad y el local recibió visitas ilustres, como las de Ava Gardner, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Burt Lancaster, John Wayne, Carmen Amaya, Errol Flynn o Julio Iglesias. Tras la muerte de Antoni en 1973, el emblemático restaurante siguió atrayendo a actores como Gérard Depardieu, Alain Delon, Catherine Deneuve o Robert De Niro.

Más de ciento ochenta años después, Los Caracoles, patrimonio gastronómico de la ciudad, sigue recibiendo a sus fieles clientes en la calle de Escudellers.

 

¿Cómo llegar a Los Caracoles?

Desde la parada Colom – Museu Marítim de la Ruta Roja del Barcelona Bus Turístic puedes subir por La Rambla hasta la calle de Escudellers, donde además de Los Caracoles, también se encuentra otro restaurante con historia: Grill Room.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? En 1936 Los Caracoles fue colectivizado por los anarquistas, aunque los Bofarull se quedaron en el establecimiento como encargados. El restaurante no solo permaneció abierto durante todo el conflicto, sino que tenía tanta clientela que en 1937 le pusieron una multa por tener demasiadas luces encendidas.
  • Consejo del barcelonés: Si acudes al restaurante, debes probar los caracoles, el plato que le ha dado nombre.
  • Imprescindible para: Disfrutar de una pausa en uno de los restaurantes con mayor tradición de la ciudad.