Palau Maldà | Barcelona Bus Turístic

Con motivo de la Carrera El Corte Inglés, el domingo 7 de abril, la Ruta Roja y algunas paradas de las Ruta Azul se verán afectadas de 9 a 14 horas aproximadamente. Infórmate en las mismas paradas.

Palau Maldà

Residencia familiar noble del siglo XVII

Hola Barcelona, your travel solution

Un gran edificio de viviendas y fachada de piedra fue testigo de la redacción de uno de los dietarios más populares de la lengua catalana. El Palau Maldà, residencia de barones en el siglo XVII, acoge actualmente las galerías comerciales más antiguas de Barcelona, las Galeries Maldà.

¿Por qué visitar el Palau Maldà?

El Palau Maldà es un edificio residencial de grandes dimensiones que construyó en el siglo XVII la familia Cortada. Está ubicado entre las calles del Pi y de Perot lo Lladre, en el Barrio Gótico de Barcelona, y fue propiedad de los barones de Maldà y Maldanell. El barón de Maldà era el escritor Rafael d’Amat i de Cortada, que vivió en el edificio mientras escribía su dietario "Calaix de sastre".

El palacio tiene tres plantas y una fachada de piedra, con arcos rebajados en la planta baja y balcones en los dos pisos superiores. En el siglo XIX, a raíz de un enlace matrimonial, pasó a manos de los marqueses de Castellbell y, tras la Guerra Civil, sus plantas se transformaron en viviendas, mientras que en el piso inferior se ubicó un cine, que perdura hasta hoy.

 

¿Cómo llegar al Palau Maldà?

Puedes llegar a la calle del Pi y al Palau Maldà desde la parada Barri Gòtic de la línea Roja del Barcelona Bus Turístic o bien desde la plaza de Catalunya, origen y final tanto de la Ruta Roja como de la Ruta Azul del Barcelona Bus Turístic.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? Rafael d’Amat i de Cortada fue el autor de un inmenso dietario en sesenta volúmenes, que escribió desde 1769 hasta su muerte, en 1819, y que lleva por título "Calaix de sastre". Esta obra es la mejor crónica de la Barcelona de finales del siglo XVIII y principios del XIX.
  • Consejo del barcelonés: Si cruzas las Galeries Maldà y sales a la plaza del Pi, encontrarás, justo al lado, la Casa de los Tenderos Revendedores, que posee los esgrafiados más antiguos de Barcelona (1685). Allí se encuentra una popular tienda de cuchillos centenaria, abierta en 1911, la Gavineteria Roca.