Museo Diocesano de Barcelona | Hop on Hop Off Barcelona

Con motivo de la Carrera de La Mercè, el domingo, 19 de septiembre, el servicio del Barcelona Bus Turístic sufrirá afectaciones durante toda la mañana, hasta las 15.00 horas. Infórmate en las paradas o con el personal del servicio.

  • Inicio
  • Museo Diocesano de Barcelona

Museo Diocesano de Barcelona

Un paseo por el arte religioso catalán

Hola Barcelona, your travel solution

Un edificio gótico con un cuerpo renacentista exhibe más de tres mil obras de arte religioso. En el edificio de la Pia Almoina de Barcelona, dos puertas de acero con formas abstractas te darán la bienvenida al Museo Diocesano de Barcelona.

10% de descuento en tu compra online

Con un solo billete, disfruta de las tres rutas del Barcelona Bus Turístic subiendo y bajando del bus tantas veces como quieras.

¿Por qué visitar el Museo Diocesano de Barcelona?

El Museo Diocesano de Barcelona se ubica en el antiguo edificio de La Canonja, construido sobre la muralla romana y habitado, hasta 1369, por los canónigos agustinos de la catedral de Barcelona. Al disolverse la orden, el edificio se demolió y se construyó uno nuevo para alojar la Pia Almoina, creada en 1099 para atender a los pobres y los peregrinos. El edificio actual está constituido, en realidad, por dos edificios: el gótico, levantado hacia 1435, que todavía conserva la puerta original, y el renacentista, construido en torno a 1546, con una gran galería superior.

En el sector renacentista, al que se accede cruzando unas puertas abstractas de acero, obra de 1999, del escultor Josep Plandiura, se encuentra la colección del Museo Diocesano de Barcelona, que incluye pinturas románicas, sepulcros, retablos góticos, esculturas, piezas de orfebrería y elementos litúrgicos de la colección del arzobispado de Barcelona.

 

¿Cómo llegar al Museo Diocesano de Barcelona?

Desde la parada Barri Gòtic de la Ruta Roja del Barcelona Bus Turístic llegarás al Museo Diocesano de Barcelona, que se encuentra junto a la avenida de la Catedral.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? La Guardia Urbana de Barcelona llegó a ocupar el edificio de la Pia Almoina cuando, a mediados del siglo XIX, debido a la desamortización de Mendizábal, gran parte de las instituciones religiosas desaparecieron. En 1989 fue rehabilitado y en 1991 pasó a acoger el Museo Diocesano de Barcelona.
  • Consejo del barcelonés: en la última planta del edificio hay un elemento que sorprende al visitante: se trata de un gran caleidoscopio que se ha convertido en uno de los objetos más fotografiados del museo.
  • Imprescindible para: entusiastas del arte religioso.